Deseos de chocolate

P1090313

Algunas veces, en un taller creativo, hemos hecho un árbol de los deseos. Los participantes escriben en un papel un deseo para todo el mundo y luego lo pegamos alrededor de un tronco de cartulina, dibujado con tiza, etc.. Es interesante ver como la edad influye en lo que deseamos. Cuando la gente es muy mayor, principalmente piden salud, dinero y paz. Las personas más jóvenes suelen pedir dinero, amor, trabajo y felicidad. Y por fin llegamos a los niños, ese grupo maravilloso en el que no hay reglas y que piden cosas tan extraordinarias como que “las ciudades se llenen de flores”,”música por las calles” o que “todo el mundo pueda volar”.

Hace poco vi un árbol de los deseos que me hizo pensar. Estaba hecho por un grupo de niños de seis años y entre todos los deseos algunos me llamaron la atención: ” que todo el mundo sea rico” y “que todos sean guapos”. Y entonces pensé: “son estos los deseos que me gustaría que tuviera mi hija ante la posibilidad de pedir cualquier cosa, sin límites”. Vivimos en un mundo de consumo indiscriminado en el que la imagen, el que dirán y el tener nos viene programado desde pequeños y parece ser lo más importante. Tan importante que hasta hay niños de seis años que prefieren tener dinero o mejorar su imagen antes que ir volando al colegio o que las ciudades sean invadidas por las flores. ¿Estamos seguros de tener claras nuestras prioridades?

Ingredientes:

  • 250 gr de chocolate negro.
  • 40 gr de mantequilla.
  • 200 gr de leche condensada.
  • Esencia de vainilla.

P1090305

Preparación:

  • Forramos de papel vegetal un tupper grande o cualquier otro recipiente cuadrado, así lo dejamos preparado para luego.
  • Partimos el chocolate en trozos y lo ponemos en un cazo pequeño con la mantequilla y la leche condensada.

P1090309

  • Calentamos a fuego lento, removiendo sin parar y sin que llegue a hervir, hasta que la mezcla esté homogénea y forme una crema.
  • Retiramos del fuego, añadimos la esencia de vainilla y removemos para que se mezcle bien.
  • Vertemos la crema en el recipiente que hemos preparado al principio y dejamos enfriar.
  • Cuando se haya enfriado, lo ponemos al menos un par de horas en la nevera para que se endurezca un poco.
  • A continuación lo desmoldamos y, con un cuchillo, lo cortamos en forma de cubos. Si queremos conservarlos (y resistimos la tentación) lo mejor es guardarlos en un recipiente hermético.

 

Anuncios

2 comentarios en “Deseos de chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s