Pastel de calabaza

IMG_1534

Cuenta una antigua leyenda irlandesa que hace muchos, muchos años, vivió un hombre apodado Stingy Jack debido a su reputación de tacaño y a decir de muchos embaucador y aficionado a la bebida. Con dichas virtudes Jack no tardó en ganarse un gran número de enemigos y la fama de ser una persona tan malvada que podría rivalizar con el mismísimo diablo.

Una noche de difuntos, Lucifer, decidió acudir a visitar a Stingy Jack para corroborar lo que se decía de él y de ser cierto llevárselo al infierno. Para ello se disfrazó de hombre normal y fue a buscarlo a la taberna donde estuvieron hablando y bebiendo jarras de cerveza hasta que el demonio comprobó que la fama del hombre no era inmerecida y le reveló su identidad. Lejos de asustarse Stingy decidió celebrar el encuentro invitando al diablo a una última jarra de cerveza pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero. Como era un gran embaucador logró convencer al diablo para que se convirtiera en moneda y así poder pagar las consumiciones. El demonio le concedió su último deseo pero en vez de pagar, Stingy Jack, se guardo la moneda en el bolsillo junto a una cruz de plata para que el demonio no pudiera recuperar su forma original. Muy enfadado, el diablo, ordenó a Jack que lo liberará a lo que él se negó a menos de que le prometiera que se iría y no le volvería a molestar por un año. El diablo acepto el trato y así lo hizo.

La noche de difuntos del siguiente año el demonio se presentó en la casa de Stingy Jack dispuesto a llevarse su alma al infierno. Jack accedió gustoso a irse con él pero le preguntó si podría rogar una última voluntad. El demonio accedió y Jack le pidió una manzana que estaba todavía colgando del árbol. Lucifer subió para cogerla pero antes de que tuviera tiempo de bajar Jack grabó una cruz en el tronco del árbol y el demonio volvió a quedar atrapado. En está ocasión, a cambio de liberarlo, Jack pidió que no lo volviera a molestar en diez años y que nunca volviera a reclamar su alma para el infierno. El demonio, derrotado, acepto el trato y se volvió por donde había venido.

Cuando Jack murió (debido a su mala vida mucho antes de los diez años) su alma subió al cielo pero fue detenida en las puertas por San Pedro que le negó la entrada debido a las malas acciones que llevó a cabo en vida. Bajó hasta los infiernos pero también allí le fue negada la entrada debido al trato que hizo con el demonio, y éste lo expulsó de su reino condenándolo a deambular por los caminos alumbrándose con un nabo hueco en cuyo interior puso un carbón encendido, única luz que guiaría su vagar entre los reinos del bien y del mal.

Stingy Jack pasó entonces a ser conocido como “Jack of the Lantern” (Jack el de la linterna) y más adelante se abrevió como “Jack O’Lantern”. En sus inicios, las linternas se hacían con nabos pero cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a América conocieron las calabazas, mucho más grandes y fáciles de vaciar, por lo que muy pronto sustituyeron a los nabos.”

Y este es el origen de las calabazas talladas de Halloween o así me lo han contado 😉 En la decoración de este pastel he contado con la inestimable colaboración de la minichef que decidió realizar una bruja removiendo el caldero para poner en el centro. Al final de la receta os dejo una foto del resultado. Dentro de unos años tengo una artista y no es porque sea su madre jajaja.

Ingredientes (para 8 raciones):

Para el bizcocho:

  • 200g de harina de trigo.
  • 75g de azúcar blanco.
  • 80g de azúcar moreno.
  • 5g de levadura química.
  • 5g de bicarbonato sódico.
  • 215g de pulpa de calabaza.
  • un pellizco de sal.
  • una cucharadita de postre de canela.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada.
  • 3 huevos M.
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente.

Para el frosting:

  • 240g de nata para montar 35%M.G.
  • 200g de queso fresco para untar.
  • 100g de azúcar glas.

Para decorar:

  • 90g de fondant blanco.
  • colorante naranja (o rojo y amarillo) y verde.

Preparación del bizcocho:

  • Preparamos el puré de calabaza, para ello pondremos la pulpa de calabaza, cortada en dados, en agua en ebullición y la dejaremos hervir unos cinco o seis minutos (que al pinchar esté blanda). La retiramos del fuego, escurrimos y chafamos la pulpa hasta obtener textura puré. La volvemos a poner en el escurridor y apretamos con ayuda de un tenedor para que suelte toda el agua posible. La dejamos enfriar en el colador hasta su utilización.

IMG_1454 IMG_1455

  • Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo sin ventilador.
  • Tamizamos la harina y la levadura.
  • En un bol ponemos los ingredientes secos, es decir, la harina y la levadura tamizadas, el bicarbonato, los azúcares blanco y moreno, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal y lo mezclamos todo con ayuda de unas varillas.

IMG_1503

  •  En otro bol ponemos el puré de calabaza y el azúcar moreno y lo batimos con unas varillas. Cuando los ingredientes estén bien integrados añadimos los huevos y seguimos batiendo.

IMG_1505

  • Al bol de los ingredientes secos añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y la mitad de la mezcla de huevo, calabaza y azúcar moreno (a ojo) y lo batimos con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

IMG_1506 IMG_1507

  • Vertemos en la masa el resto del huevo y la calabaza y seguimos batiendo.

IMG_1508

  • Engrasamos y enharinamos el molde y lo llenamos con la masa del bizcocho.

IMG_1509

  • Horneamos unos 55 minutos o hasta que al pinchar salga seco. Un truco para que no se queme por encima: a la media hora de cocción (ni antes ni después) abrimos el horno y colocamos por encima del molde un papel de aluminio, eso hará que el calor se concentre en el centro de bizcocho y protegerá la superficie para que no se queme.

Preparación del frosting:

  • En un recipiente ponemos el queso para untar, recién sacado de la nevera, y el azúcar glas y lo batimos con las varillas hasta que los dos ingredientes estén bien integrados.

IMG_1510 IMG_1511

  • En otro recipiente montamos la nata. Recuerda que la nata tiene que estar muy fría.

IMG_1517

  • Volcamos el queso con el azúcar sobre la nata y mezclamos con ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes. Cuando veáis que está bien mezclado parar de remover para que el frosting no se vuelva líquido.

IMG_1518 IMG_1519

Montaje:

  • Podéis rellenar el bizcocho o simplemente cubrirlo por fuera. En esta ocasión yo le he hecho dos cortes y la he rellenado y cubierto con el frosting.

IMG_1521

Calabazas de fondant:

IMG_1492

  • Dividimos el trozo naranja en seis trozos más o menos iguales.

IMG_1493

  • Les damos forma redondeada sin que queden grietas.

IMG_1494 IMG_1495

  • Les hacemos un agujerito en la parte superior que es donde, posteriormente, les insertaremos el tallo.

IMG_1496 IMG_1497

  • Con ayuda de un palillo marcamos las rayas a la calabaza, unas cinco rayas.

IMG_1498

  • Hacemos un cono pequeño de color verde, humedecemos la punta más estrecha con un poco de agua y lo insertamos en el agujero que habíamos hecho a la calabaza.

IMG_1500 IMG_1501

  • Este pastel debe guardarse en la nevera y recordad que el fondant nunca debe entrar en la nevera por lo que os recomiendo que le pongáis las calabazas justo antes de servir.

IMG_1502

Foto del resultado final con bruja incluida ❤

IMG_1536 IMG_1545

Anuncios

33 comentarios en “Pastel de calabaza

  1. Me encanta el pastel y sobre todo la introducción que has hecho. Súper interesante, no conocía la historia y me ha gustado mucho. Siempre es interesante saber de donde vienen ciertas cosas y ampliar cultura. ¡Gracias! Y la brujo ta genial, lo mejor del pastel jejeje. Besitos!

  2. ¡Que bueno por dios!
    Y yo me pregunto. Todo esto que cocinas, te lo comes claro.
    Tus amigos estarán encantados contigo ¡eres un chollo!

    Un saludo guapa

  3. no conocía el origen pero me parece genial!
    yo estoy preparando una receta también con calabaza que quiero compartir en el blog peor me guardo esta también porque me encantan las calabazas y las tartas 😉

  4. Nunca he comido pastel de calabaza, debe ser exquisito, aunque estoy acostumbrada a comerlo salado (en comida), pero mi madre se lo come con azúcar !!
    Me encantó la historia de la calabaza no tenía idea y ahora se más de la noche de Halloween!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s