Brownie al microondas

IMG_2596

“Dicen que una vez un periodista le pregunto a Albert Einstein si podía explicar de forma sencilla su Teoría de la Relatividad.

-¿Podría usted antes explicarme cómo hacer un huevo frito?- le contesto Einstein.

-Por supuesto – dijo el periodista que seguidamente paso a explicarle el proceso.

-Muy bien – le dijo el premio Nobel cuando acabó – Ahora vuelva a explicármelo como si yo no supiera que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite.”

Y no es que pretenda explicaros la Teoría de la Relatividad, porque dudo que yo misma la entienda del todo, pero después de la temporada que he pasado no dudo que el tiempo es relativo. Dice el supuesto básico de la Teoría de la Relatividad que la localización de los sucesos físicos, tanto en el tiempo como en el espacio, son relativos al estado de movimiento del observador. Pues debe ser que he estado moviéndome mucho y mientras para vosotros han pasado tres meses yo he estado sólo una semana sin escribir, jajaja. Resumiendo, que se me había tragado un agujero negro pero ya he regresado y con más novedades que nunca (porque no publicaba pero no he salido mucho de la cocina 😉 )

Vuelvo con una receta fácil, que no necesita horno y deliciosa.

PD: ¡Cómo echaba todo esto de menos!

Sigue leyendo

Anuncios

Bizcocho de Cola Cao

IMG_1145

Los miércoles por la noche nuestros platos de la cena se llenan de leones, barcos, gusanos, búhos…y es que es el día en que la mini chef entra en la cocina dispuesta a revolucionar nuestro paisaje culinario. La verdad es que ella luego casi no cena porque gastamos más ingredientes en las catas que en la elaboración del plato pero es una manera muy divertida de introducir alimentos nuevos y desarrollar la creatividad.

Cada cena del miércoles es todo un proceso en el que el resultado final es lo menos importante. Primero hacemos una búsqueda intensiva por internet, revistas, programas de televisión e incluso vamos a la biblioteca a buscar en libros de recetas. Hablamos de los ingredientes y los beneficios que nos aportan. Hacemos la compra y la noche en cuestión nos ponemos manos a la obra. Como os podéis imaginar es un proceso de varios días.

La receta de hoy es un bizcocho muy sencillito variante del bizcocho de yogurt pero que a los niños les encanta. Es el único bizcocho que se come mi hija y como es muy sencillito lo solemos hacer el día que ella cocina.

Al final de la entrada os dejo unas cuantas fotos de algunos de los platos que hemos hecho, por si os pueden servir de inspiración. Y vosotros, ¿dejáis que los niños cocinen?, ¿hacéis alguna decoración especial a los platos infantiles?, si no lo habéis probado ¿os atrevéis a dejar que hagan la cena una noche?

Sigue leyendo

Goxua

IMG_1134

Una de mis asignaturas pendientes era visitar el País Vasco y este verano lo he podido remediar. La verdad es que ha cumplido con mis expectativas y tengo que decir que estas eran muy altas. Nos alojamos en los apartamentos rurales Berbea en un pueblecito de Álava llamado Barrio (os dejo enlace de los apartamentos por si a alguien le interesa). Los apartamentos estaban muy bien de precio y completamente equipados pero lo mejor de todo ha sido la gente. Desde el primer momento nos acogieron con los brazos abiertos y nos hicieron sentir como en casa, de hecho mi hija nos decía que ya teníamos un pueblo nuestro. Y el pueblo era precioso, te alejabas un poco de la zona de casas y ya estabas en pleno bosque. Desde Barrio nos dedicamos a hacer excursiones por todo el País Vasco, si hasta hacia el final nos animamos a ir a San Sebastian que era lo que más alejado nos quedaba. También hicimos una escapadita a Burgos pero esta tendrá entrada propia para contaros un pequeño tesoro que encontré ;).

Pero centrémonos en lo que nos interesa, la gastronomía. Menos mal que se acabaron las vacaciones porque sino volvía con veinte kilos de más. Pero ¡qué bueno estaba todo! En Barcelona no como pinchos porque me parecen un timo, pan congelado y encima una ración diminuta del pincho en cuestión, vamos que acabas pagando un dineral para comer pan, pero en el País Vasco…Pan del día con una montaña de ingredientes encima y bien de precio, no se cuantos pinchos debo haber comido. Chuletas, tiernos filetes, bacalao…si hasta las ensaladas estaban buenas.

Y llegamos a lo que nos interesa, los postres, porque sí, aun me quedaba un hueco para probarlos. Una de las incorporaciones a mis recetas ha sido el goxua. El goxua es un postre típico del País Vasco especialidad de la ciudad de Vitoria. Durante las vacaciones no lo disfruté lo suficiente porque después de una comida copiosa es un poco pesado pero cuando llegue a casa y lo hicimos me fascino la combinación de sus tres texturas y la sutileza de los sabores que se mezclan en la boca.

IMG_1136

Al final de la entrada os dejo unas fotos del pueblo de Barrio 😉

Sigue leyendo

Galletas doble chocolate

IMG_1010

Vuelvo de vacaciones con algún kilito y un año de más y me siento estupenda. Este año han sido bastantes las bromitas de que me hago vieja (es lo que tiene el irse acercándose a los cuarenta) y me han hecho reflexionar.

Tengo algunas arruguitas de reír mucho y de fruncir el ceño cuando me concentro, tengo algunas canas de los disgustos, estrías de haber sido madre, me sobran un par de kilos de las cenas y celebraciones con la familia y los amigos y me salen manchas en la piel de pasar mucho tiempo al aire libre. Reflejo que vivo mi vida intensamente y me parece maravilloso y si es el precio que debo pagar por disfrutar de todo lo que me rodea lo pago gustosamente, no quiero ahorrarme ni uno de esos instantes por estar un poco más delgada o estirada 🙂

Pero no es solo algo que piense yo, las personas que me quieren opinan lo mismo. Para mis padres sigo siendo su niña, mi marido me ve guapa hasta recién levantada (cosa que confirma que el amor es ciego porque tendríais que verme jajaja) y mi hija dice que su madre no tiene ni una arruga (bendita inocencia).

Pues nada, me salto la dieta post vacacional y para celebrar mi cumpleaños, como no dejan que me haga mi pastel, hice unas galletas de chocolate negro rellenas de chocolate blanco. ¡Deliciosas!

P.D.: a mi horno también se le han acabado las vacaciones 😉

Sigue leyendo

Pastel fondo del mar

IMG_20150618_164822

Con la llegada de las vacaciones escolares el tiempo que le dedico al ocio infantil se multiplica por mil (básicamente desde que se levanta mi hija hasta que se acuesta con escasas interrupciones). Si a eso le sumamos que en junio fue su cumpleaños y el de varios de sus amigos tenemos que incluir varias fiestas infantiles (y más de un pastel lo hago yo :)) Con lo cual espero que seáis comprensivos si me retraso más de lo habitual en alguna entrada porque os aseguro que después de seguir el ritmo de una niña de cinco años durante todo el día y hornear pasteles con el calor que está haciendo, lo único que me apetece por las noches es sentarme en el balcón bebiéndome un té helado y comentando el día con mi marido (bueno, eso y ver Juego de Tronos jejeje).

Pero no todo es tiempo improductivo y hoy os traigo una sugerencia para hacer con niños en Barcelona. Esta mañana he ido con mi hija al Museu d’idees i invents de Barcelona (Museo de ideas e inventos de Barcelona o MIBA). El Museo es una iniciativa privada que no recibe subvenciones y tiene como objetivo promover la innovación y el emprendimiento mediante la motivación y la inspiración creativa. Y que queréis que os diga, a mí, todo lo relacionado con la creatividad me atrae.

045

Está ubicado en el centro de Barcelona, en la c/ Ciutat 7, en una calle lateral del ayuntamiento de la ciudad. El museo es pequeñito pero divertido. Hay un tobogán para bajar a la sala de abajo, dato que ya conocíamos, pero que para nuestro disgusto estaba cerrado, de todos modos pronto nos hemos olvidado. Mi hija es muy tranquila y ha disfrutado mucho de las explicaciones de los inventos que le he leído, de apretar unos cuantos botones, pintar en la pizarra de las ideas, pedalear en una bici…pero quizás lo recomendaría para niños un poquito más mayores, lo encuentro ideal a partir de los ocho años. Qué nadie espere grandes inventos de la historia de la humanidad, es un museo con inventos divertidos que pretende hacer volar nuestra imaginación y que nos atrevamos a ser creativos. Aproximadamente hemos estado en el museo una hora y media.

049

Nuestros espacios favoritos han sido:

  • la exposición temporal “Las ideas más terroríficas del mundo” (no hay monstruos sino inventos que nos harán reír) con un botón para destruir el mundo que ha hecho las delicias de mi hija (creéis que debo preocuparme…)
  • el espacio absurdo, algunos inventos muy útiles y otros no tanto que nos harán dibujar más de una sonrisa.

051 053

Para los nostálgicos hay un rinconcito dedicado a los inventos del TBO. Ah! y no os perdáis los lavabos.

En cuanto al precio…pues como todo en mi ciudad un poquito caro pero podéis comprar las entradas por alguna Web de ofertas y ahorraros unos euros (nosotras en una entrada de adulto y otra infantil nos hemos ahorrado 4 euros). El personal muy simpático y amable. Os dejo el enlace por si sóis de Barcelona o venís de visita y os apetece ir al MIBA.

Y ahora la receta. En mi entorno no gusta el fondant, sólo los niños disfrutan comiendo pequeñas figuritas. Tenía que hacer un pastel para unos 20 niños con sus respectivos padres, de nata y chocolate y con motivos del fondo del mar. Decidí hacer dos pasteles iguales. Para niños pequeños sigo pensando que el mejor bizcocho es el de yogurt o 1,2,3. Debía ser muy fácil porque no tenía tiempo. Tengo que confesar que algunas mamás se ofrecieron a ayudarme 😉 Pues vamos allá…

Sigue leyendo

Masa de hojaldre

P1110380

Hay recetas que no me gusta hacer y esta es una de ellas. “Pues empezamos bien” pensaréis. Pues esperar que sigo. Me aburro haciéndola, ensucio toda la cocina (y de paso me pongo perdida de harina) y pierdo un montón de tiempo (aproximadamente tardaréis unas tres horas en tener listo sólo el hojaldre, luego tenéis que añadir la elaboración de la receta con el hojaldre). Entonces, ¿por qué hacerla?

Llegados a este punto, como podéis deducir, estoy haciendo un ejercicio de autoconvencimiento. Os doy mis razones y haber si os convenzo:

  • Está buenísimo. SÍ, hay que reconocerlo. El hojaldre casero tiene un sabor y una textura que no tienen las láminas de hojaldre que compramos en el supermercado.
  • Haces una vez y te da para unas cuatro láminas, las congelas y ya tienes preparado para otra ocasión. Bastará con sacarlas unas dos horas antes del congelador y estarán listas para usar.
  • A mi marido y a mi hija les encanta. Irrefutable. Cuando se te ocurre preguntar de qué quieres el pastel de tu cumpleaños y con una sonrisa de oreja a oreja (sí, sí, de esas de “te pillé”) te dicen: “una banda de fresas con crema y hojaldre casero” a ver quién dice que no.

Pues eso, que me han pillado y he aprovechado para subir la receta, por eso de “una y no más santo Tomás” 🙂 Sigue leyendo