Coca de llardons (chicharrones)

IMG_20150623_143342La noche del 23 de junio es conocida como “la noche más corta del año” y aunque originariamente se celebraba la llegada del solsticio de verano, con la cristianización de las fiestas paso a celebrarse la verbena de San Juan (el 24 de junio es San Juan Bautista).

Son muchas las personas que todavía creen en la fuerza mágica de esta noche y realizan rituales casi siempre relacionados con el fuego, el agua y las hogueras. En las hogueras se queman las cosas viejas para empezar de nuevo. Se dice que las cenizas curan las enfermedades de la piel y que para tener un buen año hay que saltar un mínimo de tres veces por encima de la hoguera. Las plantas recogidas en la víspera de San Juan tienen propiedades mágicas y sirven para curar y espantar a los malos espíritus. Una de esas plantas es la Verbena que recogida en esa noche cura cualquier enfermedad y de ella proviene el nombre de la fiesta.

¿Cómo celebráis vosotros la verbena? En Cataluña celebramos la “revetlla de Sant Joan” con hogueras en las calles principales de las poblaciones. Se tiran petardos y comemos coca de san Juan, habitualmente de crema, frutas confitadas y piñones. Aprovechando la llegada del buen tiempo es costumbre celebrarla en terrados y terrazas, salir a la calle, ir a la playa. También es tradición darse un baño de madrugada ya sea en el mar o en un río ya que se cree que en esta noche las aguas son beneficiosas (y sino al menos ayudan a despejar a más de uno jajaja). Al final de la entrada os dejo unas fotos de la verbena ;).

Sí, ya se que por San Juan es más típica la coca de crema y algún año la subiré, pero este año se me ha antojado la coca de  chicharrones y como todavía tengo hojaldre congelado casero he decidido aprovecharlo. Como veréis iba escasa de menaje de cocina (es lo que tiene no estar en tu propia casa) pero creo que lo he solventado con bastante buen resultado. A por cierto, las que me acusáis de boicotear vuestra operación bikini, después de esto, me vais a odiar porque pocas recetas se me ocurren con más calorías jajaja (me encanta cuando me pongo en plan maligna).

Sigue leyendo

Masa de hojaldre

P1110380

Hay recetas que no me gusta hacer y esta es una de ellas. “Pues empezamos bien” pensaréis. Pues esperar que sigo. Me aburro haciéndola, ensucio toda la cocina (y de paso me pongo perdida de harina) y pierdo un montón de tiempo (aproximadamente tardaréis unas tres horas en tener listo sólo el hojaldre, luego tenéis que añadir la elaboración de la receta con el hojaldre). Entonces, ¿por qué hacerla?

Llegados a este punto, como podéis deducir, estoy haciendo un ejercicio de autoconvencimiento. Os doy mis razones y haber si os convenzo:

  • Está buenísimo. SÍ, hay que reconocerlo. El hojaldre casero tiene un sabor y una textura que no tienen las láminas de hojaldre que compramos en el supermercado.
  • Haces una vez y te da para unas cuatro láminas, las congelas y ya tienes preparado para otra ocasión. Bastará con sacarlas unas dos horas antes del congelador y estarán listas para usar.
  • A mi marido y a mi hija les encanta. Irrefutable. Cuando se te ocurre preguntar de qué quieres el pastel de tu cumpleaños y con una sonrisa de oreja a oreja (sí, sí, de esas de “te pillé”) te dicen: “una banda de fresas con crema y hojaldre casero” a ver quién dice que no.

Pues eso, que me han pillado y he aprovechado para subir la receta, por eso de “una y no más santo Tomás” 🙂 Sigue leyendo